La fiesta de la Transfiguración, nos recuerda la escena en que Jesús, en la cima del monte Tabor, se apareció vestido de gloria, hablando con Moisés y Elías ante sus tres discípulos preferidos, Pedro, Juan y Santiago. La fiesta de la Transfiguración del Señor se venía celebrando desde muy antiguo en las iglesias de Oriente y Occidente, pero el papa Calixto III, en 1457 la extendió a toda la cristiandad para conmemorar la victoria que los cristianos obtuvieron en Belgrado, sobre Mahomet II, orgulloso conquistador de Constantinopla y enemigo del cristianismo, y cuya noticia llegó a Roma el 6 de agosto, por esta razón se celebra esta solemnidad en este día.

En esta fecha, también la Catedral de Morelia celebra su fiesta titular, dedicada precisamente a “La Transfiguración del Señor”, una imagen que se puede ver en el relieve que se encuentra en el centro de la portada principal del edificio; en donde se muestra, como Cristo se manifiesta como Dios al unísono con el Padre y el Espíritu Santo. Pero también, en el interior, detrás del altar mayor, en donde se encuentra un óleo monumental, donde se combina la Transfiguración de Jesucristo con una vista panorámica de la ciudad de Morelia en la parte baja.

En el marco de la fiesta titular de la Catedral, la Arquidiócesis de Morelia también conmemora el aniversario de su erección, que realizara su primer obispo; don Vasco de Quiroga, y que este año estará celebrando, el 484° aniversario.