El miércoles 28 de septiembre por la mañana, el Sr. Arzobispo D. Carlos Garfias ordenó en Catedral a los PP. Carlos Guevara, Eladio Sánchez, Enrique Tinoco, Heriberto Martínez, Jesús Hernández, Rafael Udave y Ricardo Durán; y a los Diáconos, Ángel Arias, Eduardo Guzmán, Elías Cordero, Emmanuel Hernández, Everardo Paz, Fernando Mora, Miguel Ángel Pérez y Jesús Sancén.

En la multitudinaria Eucaristía que tuvo lugar a las once de la mañana, concelebrada por unos 60 sacerdotes, así como por los obispos de la diócesis, el Sr. Arzobispo explicó a los jóvenes que  serían ordenados, que al recibir el orden sagrado, es para ser configurados con Cristo Sumo y Eterno Sacerdote, “serán consagrados como auténticos sacerdotes del Nuevo Testamento, y con este título, que los une en el sacerdocio a su Obispo, serán predicadores del Evangelio, pastores del pueblo de Dios, y presidirán los actos de culto, especialmente la celebración del sacrificio del Señor”, les dijo.

Y los exhortó a ser el rostro de Dios en medio de la comunidad, “queridos hijos, en medio de una sociedad tan lastimada por el flagelo de la violencia, la inseguridad, la pobreza y de muchos otros factores sociales y económicos… les pido sean rostro de Dios que transmitan su misericordia y la muestren en el servicio, de esta forma precisa harán presente a Cristo con nuestros hermanos que sufren y han sido víctimas de las violencias y de esta pandemia.