Seleccionar página

El domingo 5 de diciembre, en el marco de la 107° Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, la Arquidiócesis de Morelia celebró una jornada de oración a favor del migrante y de sus familias, la cual tuvo como momento central, la Eucaristía que tuvo lugar al medio día en la Iglesia Catedral, presidida por el P. Oscar Rojas Madrigal, Coordinador de la Pastoral de la Movilidad Humana.

En la celebración en la que estuvieron presentes representantes de clubes de Migrante Michoacanos, que radican en los Estados Unidos, y que aprovechan las fiestas decembrinas para visitar sus pueblos, así como autoridades del gobierno que trabajan en favor de la atención a los migrantes y sus familias, él P. Oscar recordó que el Papa Francisco al celebrar la Jornada Mundial del Migrante, “nos invita a dejar de ser un solo yo, dejar a un lado en individualismo, los nacionalismos cerrados y agresivos, que impiden mirar al otro, como un hermano, para convertirnos en un nosotros, y trabajar por salir al encuentro da aquel, qué se ha convertido en el otro, y acompañarnos unos con otros”.

El coordinador de la pastoral de la movilidad humana en la arquidiócesis, resaltó la importancia de trabajar con mayor empeño para crear puentes favorables que permitan crear una comunión en la diversidad, en el encuentro con la comunidad de los migrantes, de los refugiados, de los desplazados, de la trata de personas, para enriquecer esta fraternidad y poder atender las necesidades básicas de estas comunidades, subrayó.

Al momento de las ofrendas, algunos de los mirantes que participaron de la celebración presentaron algunos signos, que su travesía a hacia otra patria, los acompañan como una mochila, en donde van lo sueños de mejores oportunidades de vida, así unos tenis y sandalias, como elementos necesarios para recorrer nuevos caminos, y al final de la celebración, se tuvo una pequeña convivencia con el grupo de migrantes que participo de esta jornada de oración.