Detrás del ciprés, (del altar mayor), en el ábside, se localiza la sillería del “Coro de los Canónigos”, de estilo neoclásico. La sillería de madera labrada y revestida de piel, cuenta con 20 sitiales bajos y 20 altos; y al centro, la tribuna principal, que tiene como respaldo, una pintura de la trasfiguración, y sobre de esta, el escudo episcopal y una pequeña imagen de la Virgen de la Salud. 

El coro tiene ingreso directamente de las sacristías del lado poniente y oriente a través de un pasillo que responde a la terminación de las naves laterales, ya que éstas son más reducidas que la central.  Este espacio, uno de los más propios del recinto catedralicio, siempre ha estado destinado para los sacerdotes canónigos de la catedral, aquí, este grupo de sacerdotes mayores, en ciertas ocasiones especiales, se reúne para el rezo y canto del oficio divino.

Una gran pintura de la Transfiguración con la ciudad de Morelia a sus pies, que se encuentra en al centro del Coro, que según Mª Gpe. Chávez Zavala también es un gobelino obsequiado por Mons. Ruiz y Flores, como los de la Sacristía, corona este espacio.