Durante el último trimestre del año, cientos de turistas nacionales y extranjeros visitaron la capital del estado, y uno de los destinos preferidos de los visitantes, fue sin duda la majestuosa Catedral de Morelia, que con su belleza y basto patrimonio de arte sacro, atrajo a personas de todos los credos que pudieron contemplar de cerca, este gran monumento de estilo Barroco novohispano  del siglo XVII.

La Catedral de Morelia que fue construida entre 1660 y 1744, por su belleza artística y cultural,  también se ha convertido en símbolo de la ciudad de Morelia, y por tal motivo, es una importante   atracción para los amantes de la cultura.

Durante el día, el turismo religioso desfiló a ante las diferentes imágenes que ahí se veneran, siendo el Señor de la Sacristía y la imagen del Sagrado Corazón, las imágenes más visitadas, pero también, los amantes de la cultura pudieron contemplar las torres de más de 60 metros altura, el órgano monumental y la hermosa fachada de la Catedral. 

Por la noche, la Catedral de Morelia ofreció a sus visitantes, una hermosa iluminación escénica y los sábados, como se ha hecho costumbre, se realizó el encendido; un gran espectáculo de luz, sonido y fuegos artificiales, que reunió a miles de visitantes y residentes, que tuvieron la oportunidad de llevarse como postal; la catedral iluminada por fuego artificiales.